Vamos a hablar de números…

  • La población de México según el INEGI en el 2010 fue de 112,336,538 personas.
  • El padrón electoral es de 84,464,713 personas.
  • La lista nominal para estas elecciones fue de 79,454,808 personas.
  • Según el IFE, sólo 49,087,446 personas ejercieron su voto.
  • Según el Washington Post, unas 50,000 personas andaban por ahí en la mega marcha del D.F.
  • Por mucho que yo esté contra “el candidato ganador” y mi tendencia política tienda a la izquierda (lo que quiera que eso signifique en México), los marchantes hoy fueron 0.10% de las personas que votaron.
  • Un 0.04% de la población.

Eso, según yo, es una minoría no representativa.

Anuncios

¿Cómo anular una votación presidencial en los Estados Unidos Mexicanos?

Si bien últimamente se habla de la anulación de la votación para Presidente de México, no creo que el grueso de la población que habla de ella (o la exige) esté al tanto de la Ley general del sistema de medios de impugnación en materia electoral. Es por ello que mi amiga Nan y yo hemos realizado un pequeño extracto de los artículos respectivos para anular una votación federal para presidente de la república.

Lean y comprendan:

LEY GENERAL DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL

 

Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 22 de noviembre de 1996

TEXTO VIGENTE

Última reforma publicada DOF 01-07-2008

 

CAPÍTULO II

De la nulidad de la votación recibida en casilla

Artículo 75

1. La votación recibida en una casilla será nula cuando se acredite cualesquiera de las siguientes causales:

a) Instalar la casilla, sin causa justificada, en lugar distinto al señalado por el Consejo Distrital correspondiente;

b) Entregar, sin causa justificada, el paquete que contenga los expedientes electorales al Consejo Distrital, fuera de los plazos que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales señale;

c) Realizar, sin causa justificada, el escrutinio y cómputo en local diferente al determinado por el Consejo respectivo;

d) Recibir la votación en fecha distinta a la señalada para la celebración de la elección;

e) Recibir la votación personas u órganos distintos a los facultados por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales;

f) Haber mediado dolo o error en la computación de los votos y siempre que ello sea determinante para el resultado de la votación;

g) Permitir a ciudadanos sufragar sin Credencial para Votar o cuyo nombre no aparezca en la lista nominal de electores y siempre que ello sea determinante para el resultado de la votación, salvo los casos de excepción señalados en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y en el artículo 85 de esta ley;

h) Haber impedido el acceso de los representantes de los partidos políticos o haberlos expulsado, sin causa justificada;

i) Ejercer violencia física o presión sobre los miembros de la mesa directiva de casilla o sobre los electores y siempre que esos hechos sean determinantes para el resultado de la votación;

j) Impedir, sin causa justificada, el ejercicio del derecho de voto a los ciudadanos y esto sea determinante para el resultado de la votación; y

k) Existir irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo que, en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.

 

CAPÍTULO III

De la nulidad de las elecciones federales

Artículo 77 Bis

1. Son causales de nulidad de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos cualquiera de las siguientes:

a) Cuando alguna o algunas de las causales de nulidad previstas en el párrafo 1 del artículo 75 de esta ley, se acrediten en por lo menos el veinticinco por ciento de las casillas instaladas en el territorio nacional y, en su caso, no se hayan corregido durante el recuento de votos, o

b) Cuando en el territorio nacional no se instale el veinticinco por ciento o más de las casillas y consecuentemente la votación no hubiere sido recibida, o

c) Cuando el candidato ganador de la elección resulte inelegible.

 

TITULO SEXTO

De las nulidades

CAPÍTULO I

De las reglas generales

Artículo 71

1. Las nulidades establecidas en este Título podrán afectar la votación emitida en una o varias casillas y, en consecuencia, los resultados del cómputo de la elección impugnada; o la elección en un distrito electoral uninominal para la fórmula de diputados de mayoría relativa; o la elección en una entidad federativa para la fórmula de senadores por el principio de mayoría relativa o la asignación de primera minoría; o la elección para Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Para la impugnación de la elección de diputados o senadores por el principio de representación proporcional, se estará a lo dispuesto por los párrafos 2 y 3 del artículo 52 de esta ley.

2. Los efectos de las nulidades decretadas por el Tribunal Electoral respecto de la votación emitida en una o varias casillas o de una elección en un distrito electoral uninominal o en una entidad federativa, o bien, en la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, se contraen exclusivamente a la votación o elección para la que expresamente se haya hecho valer el juicio de inconformidad, tomando en cuenta lo dispuesto en la parte final del párrafo anterior.

 

CAPÍTULO II

De los requisitos especiales del escrito de demanda

Artículo 52

1. Además de los requisitos establecidos por el párrafo 1 del artículo 9 del presente ordenamiento, el escrito por el cual se promueva el juicio de inconformidad deberá cumplir con los siguientes:

a) Señalar la elección que se impugna, manifestando expresamente si se objetan los resultados del cómputo, la declaración de validez de la elección y por consecuencia, el otorgamiento de las constancias respectivas;

b) La mención individualizada del acta de cómputo distrital o de entidad federativa que se impugna;

c) La mención individualizada de las casillas cuya votación se solicite sea anulada en cada caso y la causal que se invoque para cada una de ellas;

d) El señalamiento del error aritmético cuando por este motivo se impugnen los resultados consignados en las actas de cómputo distrital o de entidad federativa; y

e) La conexidad, en su caso, que guarde con otras impugnaciones.

5. Cuando se impugne por nulidad toda la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el respectivo juicio de inconformidad deberá presentarse ante el Consejo General del Instituto Federal Electoral, acompañado de las pruebas correspondientes.

 

Cabe señalar que los artículos no están en órden, que no soy abogado y no tengo ningún interés particular o partidista en la política mexicana. Sólo soy un ciudadano más y quería señalar la reglamentación vigente. Ahora vayan, y difundan la palabra.

 

  • Referencias.

Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Última reforma publicada el 1º de julio de 2008

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lgsmime.htm

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece – Karl Marx dixit

Una sociedad tiene todos los delincuentes que se merece – Emma Goldman dixit

En México, Karl Marx y Emma Goldman hablan de lo mismo – Héctor dixit

Los Hombres Huecos – T. S. Elliot

I

Somos los hombres huecos
Somos los hombres rellenos
Inclinados unos con otros
La cabeza llena de paja. ¡Pobres!
Nuestras voces secas, cuando
Susurramos juntos
Son suaves y sin sentido
Como el viento sobre el pasto seco
O pies de ratas sobre vidrio roto
En nuestra bodega seca
Figura sin forma, sombra sin color,
Fuerza paralizada, gesto sin movimiento;
Aquellos que han cruzado
con mirada decidida, al otro reino, al de la muerte
Recuérdennos, -si es que lo hacen- no como perdidas
Violentas almas, sino sólo
Como los hombres huecos
Los hombres rellenos.


II

Ojos que no me atrevo a encontrar en sueños
En el reino de los sueños de la muerte
Ellos no aparecen
Allí los ojos son
Luz solar sobre una columna rota
Allí, está un árbol balanceándose
Y las voces son
En el canto del viento
Más distantes y más solemnes
Que una estrella desvaneciéndose.
Déjame estar lejos
En el reino de los sueños de la muerte
Déjame también ponerme,
Tales disfraces deliberados
Saco de rata, piel de cuervo,
Cruces del campo santo
Que se comportan como el viento se comporta
No mas cerca –
Ni siquiera en ese encuentro final
En el reino de las penumbras

III


Esta es la tierra muerta
Esta es tierra de cactus
Aquí las imágenes de piedra
Se levantan, aquí reciben
la súplica de la mano de un hombre muerto
Bajo el parpadeo de una estrella que se desvanece.
Es así
En el otro reino de la muerte
Despertando sólo
A la hora en que estamos
Temblando con ternura
Labios que podrían besar
Componen rezos para piedras rotas.


IV

Los ojos no están aquí
Aquí no hay ojos
En este valle de estrellas que agonizan
En este valle hundido
Esta mandíbula rota de nuestros reinos perdidos
En estos últimos lugares de reunión
Vamos a tientas, juntos
Evitando hablar
Reunidos a la orilla del río caudaloso
Ciegos, a menos
Que los ojos reaparezcan
Como la estrella perpetua
Rosa multifoliada
Del reino crepuscular de la muerte
La única esperanza
De los hombres vacíos.

V

Aquí vamos alrededor del espinoso peral
Espinoso peral espinoso peral
Aquí vamos alrededor del espinoso peral
A las cinco en punto de la mañana .
Entre la idea
Y la realidad
Entre el movimiento
Y el acto
La sombra cae
Porque tuyo es el reino
Entre la concepción
Y la creación
Entre la emoción
Y la respuesta
La sombra cae
La vida es muy larga
Entre el deseo
Y el espasmo
Entre la potencia
Y la existencia
Entre la esencia
Y el descenso
La sombra cae
Pues ligero es el reino
Pues ligero es
La vida es
Pues ligera es la
Así es como el mundo acaba
Así es como el mundo acaba
Así es como el mundo acaba
No con una explosión sino con un gemido.

Tomado de acá.

Mi vida del otro lado del muro.

Lo primero que ves al llegar es un gran muro blanco dividido a la mitad, justo donde se encuentra el escenario. En el extremo derecho, —humildemente, pero a la vista de todos— se observan las consignas y logos de 2 de octubre no se olvida, NO + (mancha de sangre) y Ni una más

Las luces se apagan, el concierto comienza y aparece Roger Waters que cada vez se parece más a un Richard Gere en drogas. El ego enorme de quien se sabe una vaca sagrada de la música, se despliega al proyectar su imagen inmensa poniéndose unos lentes oscuros de aviador, mientras los fanáticos gritan como pubertas que ven a Justin Bieber bailar en el escenario. No importa, es Roger Waters y le perdonamos todo… hasta esos momentos narcisistas.

El concierto avanza y en un momento se lee la ficha mortuoria de Juan Francisco Sicilia Ortega; posteriormente —en letras gigantescas y en negritas— se proyecta lentamente, palabra por palabra, un “estamos hasta la madre”… sí, Roger Waters tomó partido (por la paz). Es lo menos que esperas de un personaje como él.

Sobra decir que el concierto estuvo increíble aunque no tenía nada nuevo: todos sabíamos el orden de las canciones, hasta el más ligero grito del profesor gritón inglés sucedió cuando debía suceder. ¡No importa! Es Roger Waters, es The Wall, es el disco, la película y el concepto. Todo en uno. Lo iría a ver una veintena de veces más si se me presentara la oportunidad.

Eso sí, ¿ustedes qué saben de la vida si no han cantado Another brick in the wall part 2 rodeado de profesores universitarios?

Yo sé, no saben nada. =)

– ¿Qué haces?

– Pongo mis dedos sobre los pétalos de tu tatuaje.

– ¿Te molesta?

– No, es agradable; sólo quería saber qué hacías…

Hace unos días tuve la plática motivadora más importante del año. Para resumir todo el discurso, van los high lights del asunto; de mi vida, para ustedes:

Héctor, ¿podrías pasar a mi oficina?

La cosa está así: estás sobrecalificado para el puesto y tanto tu jefe inmediato como yo, estamos más que felices por tu trabajo desarrollado hasta ahora. Como bien sabes, estamos dentro de una fusión corporativa, y la compañía que nos compró nos impidió contratar nuevo personal hasta nuevo aviso… y antes de ese nuevo aviso, te contratamos a ti. Así que tu plaza va a ser cesada y se abrirá una nueva con menos sueldo.

Entonces… ¿la tomas o la dejas?

Sí, plática motivadora… motivadora para cambiar de empleo.