Debí saberlo…

Debí saberlo, sí

debí saberlo

 

Debí saberlo cuando gritabas por todo

cuando tronabas la boca al comer

cuando acaparaste el chuchillo de la mantequilla

y luego con tu dedo lo limpiaste en medio de la mesa

 

Debí saberlo cuando no tomaste té de menta,

cuando te acostabas en diagonal en la cama

cuando te acabaste todo el papel el baño

o cuando supiste explicarme qué

putas

pinches

mierdas

es un reggaetón lento

 

Debí saber que por ti volvería a escribir.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: