Me gustan las mujeres muy blancas, casi transparentes.

Cuando las acaricias, puedes ver sus venas a través de la piel y sentir que estás en su interior; cuando las muerdes, puedes casi sentir que estás arrancando un trozo de carne vivo de su cuello; cuando arañas su espalda, las marcas de tus uñas quedarán un tiempo que parecerá toda la vida; cuando les haces el amor, puedes ver la sangre fluir por todo su cuerpo manchando el lienzo transparente con un apasionado enrojecimiento.

Sí, me gustan las mujeres muy blancas, casi transparentes.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: