Guía para cinéfilos (neuróticos).

Cierto es que soy un neurótico reconocido, pero también que me gusta mucho el cine.

Con el paso de los años he desarrollado una serie de manías para poder disfrutar plenamente una película. Hace un par de días regresé del cine bastante molesto porque un grupo de pubertos (adolescentes), no me permitió ver (ya ni siquiera digo disfrutar), la película que había pagado por ver. Así que llegué bastante molesto a mi hogar, y me puse a traducir mis manías en puntos a seguir para disfrutar plenamente una película. Esos puntos que plasmé por primera vez en mi cuenta de twitter, son lo que ahora denomino “La Guía Para Cinéfilos (Neuróticos)”.

No. 1: Sentarse lejos de los niños y los pubertos.

No. 2: Sentarse lejos de los adultos que se comportan como niños o pubertos.

  • Esto aplica en especial para películas de ciencia ficción (i.e. StarWars, Harry Potter, Narnia, etc.).

No. 3: Sentarse lejos de los que compran montones de comida.

No. 4: Ir solo al cine o con alguien igual de cinéfilo (neurótico) que tú.

  • Esto sólo aplica si vas en plan de ver la película, no aplica para echar cotorreo con los amigos.

No. 5: Entrar al baño antes de que comience la función. No hay nada peor que aguantar toda la película.

No. 6: Si se pretende ver una película infantil, asistir en la primera función de periodos no vacacionales o a la última función dos semanas después del estreno.

No.7: Sentarse hasta atrás y pegado a la pared para evitar que crucen personas cuando ya comenzó la función

  • Esto sólo aplica si la sala es pequeña. En caso contrario: en medio y a media fila.

No. 8: Tomar café antes de la función sólo cuando sea extremadamente necesario.

  • Teniendo en cuenta que el café es diurético y puede provocar sobreexcitación en la película.

No. 9: Apagar o poner en modo silencioso el teléfono portátil antes de que comience la función.

  • Imaginen el ridículo que provocaría que solamente sonase un celular… y que fuese el suyo.

No. 10: Si los ruidos fuertes les provocan dolores de cabeza, llevar tapones para los oídos es imperativo.

  • En especial si la película incluye muchos efectos especiales, explosiones y gritos.

No. 11: Alejarse de las parejas en una razón proporcional a lo melosas que se vean.

No. 12: Sentarse lejos de las tribus urbanas (i.e. emos, hipsters, reggaetoneros, etc.).

No. 13: Si llegas tarde a la función, te chingas y te sientas donde puedas.

  • Claro está que esto no pasa porque eres cinéfilo (neurótico).

No. 14: Si vas a ver una película con tus padres, mejor no lo hagas.

  • A menos que tus padres sean cinéfilos (neuróticos) como tú.

No. 15: Si estás deprimido, no veas chick flicks o guy-cry films.

  • Aunque existen casos en que es necesario o terapéutico.

No. 16: Nunca veas una película cuando estás adormilado.

No. 17: Elia Kazan es lo más cercano a dios, Lee Strasberg es su pastor, y “El Método” es su palabra.

No. 18: Siempre prefiere ver las películas subtituladas. SIEMPRE.

No. 19: Los 14 teoremas de la cinefilia son ciertos.

Corolario: En la Cineteca Nacional la gente por lo menos pretende ver la película y se queda callada (aunque se sufre intensamente con los asientos). Maldigo vivir tan lejos de ella.

Disfrútenla, coméntenla y compartan sus manías a la hora de ver películas o ir al cine.

Anuncios
  1. Parece que los males actuales del cine en sala son iguales en nuestros países. La gente que parece que ha ido a comer en vez de a ver la película, la que habla en voz alta sin cesar, el sonido estridente, las parejas que unen sus cabezas delante de ti y no ves nada…. Por todo eso hace tiempo que no aparezco por el cine.

    • Hum… Deja de las parejas que no te dejan ver, eso no es nada. Cuando redacté el punto No. 11, iba regresando del cine, estaba semivacio, y en la fila de atrás se sentó una pareja. Primero hablaban mucho, después se callaron… pero justo en el segundo nudo argumental, un extraño sonido me robó la atención de la película:

      ¡De pronto oí un muy sexual “Huuuuuuuuuuum” proveniente del asiento trasero!

      Después de la escenita ya se estuvieron tranquilos y callados, pero que momento tan raro e incómodo viví. 😛

  2. Total, que la película estaba detrás en vez de delante….

    • De hecho, mis amigos hicieron bastante mofa cuando les platiqué dicha situación. Preguntaban si había ido al cine Teresa* en lugar de cualquier sala comercial de cine.

      *Nota del escritor: el cine Teresa es un cine pornográfico histórico de la ciudad de México. Es tan viejo, que su nombre y reputación están fuertemente insertados en la psique del mexicano, en especial del mexicano capitalino.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: