Soñé que me mandaban un DM.

Hoy en la mañana tuve un sueño extraño (como la mayoría de los sueños que puedo recordar al despertar).

Soñé que una twittera me mandaban un DM (mensaje directo o privado en twitter) con un mensaje corto pero conciso :

  • ¡Tiembla!

Yo le respondía que se tranquilizara un poco, buscara un lugar seguro y me contara que estaba pasando.

Bajaba a avisarle a mi madre que una amiga me había avisado que en Xalapa estaba temblando (chisme style),  la encontraba acompañada de mis abuelas en la sala de la casa.

Comenzaba a temblar levemente, lo percibía en las múltiples lámparas colgantes en la casa de mis padres, y yo salía a ver como se movía los postes con el alambrado de energía eléctrica en la calle.

El sismo se intensificaba y corría a avisar a mi familia que seguía en el interior de la casa (no sé porqué les avisaba, si seguramente ya se habían dado cuenta de tremendo sismo).

Salíamos al jardín y mi abuela paterna se sentaba en un sillón reclinable junto a la cisterna que milagrosamente había aparecido ahí. Por cierto, dicho sillón es de mi padre, muchos años estuvo en el cuarto de televisión, pero ahora lo tiene mi abuela en su cuarto…

El sismo comenzaba de forma trepidatoria, cambiaba a oscilatoria y luego se manifestaba de una forma “sinusoidal“. Sí, leyó usted bien, en forma sinusoidal sobre el plano (x,y).

Salía a la calle y veía como a través de los los muros externos de las casas de mis vecinos se acercaba una onda sísmica sinusoidal que movía todas las estructuras serpenteantemente hacia mí, hasta que llegaba a mi domicilio y movía toda la reja de la misma forma.

Mi madre me gritaba que sostuviéramos la reja porque la siguiente onda sinusoidal se acercaba, y si no la deteníamos, la reja se caería o quedaría deforme pasado el sismo. Me colocaba en un extremo de la reja, sostenía un pilar de la reja y cuando la onda llegaba, yo salía expulsado por la fuerza de la misma hacia el arroyo vehicular.

Acto seguido, mi madre me regañaba y me ordenaba volver a sostener la reja porque una nueva onda se acercaba. Me levantaba, me apoyaba en el mismo pilar y… desperté.

Desperté extrañado por el sueño, mas no alerta y excitado como suele suceder en otros sueños cuando despierto justo en medio de la acción.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: