De pronto, nota la belleza de ella

y hace una reverencia en su dirección.

Ella lo mira discretamente, le concede

una breve sonrisa y se vuelve a su

interlocutor sabiéndose observada.

Él camina por la estancia y se aleja

para dejar a la bella mujer trabajar en paz.

Ella lo ve marcharse. Se sonríe.

Sabe bien que él volverá mañana.

Escrito en coautoría con @The_Aura.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: