Todo final es un comienzo…

Como alguna vez dijo mi comadre:

Tendré un blog underground.

Este es el mío.

Yo reconozco que la vida no es un cuento de hadas y que no existen los finales felices…

…hace poco tuve un final no-feliz, pero, como dice el nombre de esta entrada: “todo final es un comienzo”.

Confieso que perdí un poco el interés por escribir. De hecho, en los últimos meses no he escrito casi nada. Tengo una tesis que terminar y aproximadamente diez borradores de cuentos que no he revisado.

Aunque ya pasaron mis épocas en las que escribía -algunas veces- hasta dos veces al día, no puedo negar que si dejase de escribir sería como silenciar una parte de mí que amo y que no quiero enmudecer.

Si se cruzan por aquí, espero que lo que lean no les desagrade, o por lo menos, que no les sea indiferente.

Sean Bienvenidos a mi nuevo Hogar.

Héctor.

Anuncios
  1. Aquí andamos con usted, hasta que la desidia nos separe.

  2. Llegué. Por aquí había antiguamente una leyenda urbana según la cual, cuando se entraba en una iglesia por primera vez, se rezaban tres oraciones y así se cumplía la petición que se hiciera. Siempre me he preguntado si al estrenarse en un blog habría alguna ceremonia parecida, pero por si acaso, formulo mi petición: Que este blog tenga un buen camino y su autor con él.

    Y ahora el nuevo hogar. Es moderno, ordenado, limpio, y no martiriza los ojos de la clientela con el fondo totalmente negro que se ha impuesto en los nuevos blogs.

    Mi enhorabuena.

    • @Senior citizen:

      Mi madre que es católica (medio-profesante y medio-no), aún conserva una costumbre parecida; es curioso que lo menciones ya que estamos a un atlántico de distancia. Ella lo que hace, es pedir un deseo cuando entra por primera vez a una iglesia desconocida y reza tres padres nuestros.

      De hecho, por ella -o más bien, gracias a esa costumbre suya-, yo adoro conocer iglesias (templos). En realidad amo el arte sacro. Me conmueve o me fascina -mejor dicho-, como la fe puede mover a las personas a crear cosas tan bellas, en especial cuando la fe es un concepto que no entiendo.

      Gracias por darte una vuelta y por los buenos deseos, espero que vuelvas seguido.

  3. La costumbre es idéntica con un océano por medio. A saber si fue o vino…

    Y claro que vendré por aquí y comentaré siempre que el tema esté en mi onda.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: